Tras la pasada huelga del 3 de Marzo

La educación ha sido y es un instrumento de adoctrinamiento, donde de niños ya nos atan de pies y manos pasivos a las directrices del profesor/a sin poder desarrollar nuestras potencialidades como personas libres. Las actuales políticas continúan con esta deriva y tienden aún más a la especialización del estudiante siempre con el fin de producir trabajadores obedientes y productivos en vez de proporcionarnos la preparación y buenos métodos de trabajo para el estímulo de la razón y la creatividad.

Con el desarrollo del 3+2, la situación se agrava pues quedarán más estudiantes fuera de las aulas universitarias por el encarecimiento de las tasas, certificación de idiomas, la exigencia de exámenes externos en Primaria, ESO y Bachillerato, a parte de la reducción de materia y el consiguiente recorte en plantilla laboral docente, etc.

Sindicatos, partidos y organizaciones estudiantiles empiezan a movilizarse otra vez contra el 3+2. Pero cada vez son menores las exigencias de las movilizaciones aunque las califican como exitosas por la reivindicación en contra de las medidas parlamentarias en competencia educativa, pero realmente es un fracaso ya que cada vez es menor el seguimiento que se hace de ellas y esto se debe a que ningún avance se ha producido y ningún derecho se ha arrancado al gobierno en los últimos años. Entendemos el esfuerzo que han supuesto las movilizaciones al movimiento estudiantil y que para mucha gente perder clase supone un problema, es por esto que no podemos gastar fuerzas en huelgas estériles, días de movilización y folclore donde las organizaciones se pasean y al acabar el día se sienten mejor pensando que han cumplido obviando que al día siguiente todo seguirá igual o peor.

Es por esto que entendemos que la huelga ha de organizarse mejor, empezando por establecer un diálogo conjunto entre las organizaciones y el resto del estudiantado y los trabajadores de la universidad, PAS y PDI, de cara a acordar unos fines que tengan como medio huelgas y otros medios de presión eficaces.

Por otra parte, nosotras/os como colectivo anarquista creemos que la verdadera lucha está en reivindicar una educación en manos del pueblo y eliminar toda competitividad en la aulas creada por una sociedad capitalista. Nuestras aspiraciones no van en el sentido de la mera reforma sino que queremos dotar a la sociedad de las herramientas para poder decidir libremente sobre sí mismos siendo un aspecto clave la enseñanza, es decir, que podamos ser nosotros los que decidamos que educación queremos ya que es parte de nuestra vida y nuestro futuro. La lucha organizada no debe ir desplegada a consejos de estudiantes, organizaciones verticales o estatales, queremos una educación fuera de las manos del capital y del Estado.

Los titiriteros y la libertad de expresión

El pasado 5 de febrero, la compañía títeresdesde abajo” representaba en el barrio de Tetuán con motivo de las actividades del Carnaval, el espectáculo de su obra, “La Bruja y Don Cristóbal”.

Esta obra de sátira política de teatro popular, como sabemos, despertó el compromiso ciudadano de varios padres y madres que la presenciaban y que no dudaron en llamar a la policía, tras sentirse incómodos con las declaraciones de los títeres: “Okupar casas vacías, el ahorcamiento de un juez, pero sobre todo, la visualización de una pancarta en donde se podía leer “Gora Alka-ETA”.

El ejercicio del deber cívico no es más que la plasmación de la doble moral burguesa de la sociedad que nos rodea en donde los niños son espectadores a través de toda clase de canales de historias con una evidente violencia inherente.

Los componentes de Títeres desde abajo, tras ser detenidos por la policía nacional, fueron puestos a disposición judicial frente a la Audiencia Nacional. En donde el magistrado del tribunal Nº2, Ismael Moreno, declaró, prisión preventiva incondicional, fundamentalmente por enaltecimiento del terrorismo.

En este sentido fue esencial el apoyo popular que se presenció en multitud de plazas, calles y barrios de pueblos y ciudades, para la excarcelación de los titiriteros días después, el 10 de febrero, tras permanecer las correspondientes noches en la cárcel Soto del Real.

 

Sobre la Obra:

La obra presentada por la compañía está inspirada en una obra del autor granadino García Lorca; “Los títeres de cachiporra. El retabillo de Don Cristóbal”, de la cual, se desprende su caracterizadora visión trágica y simbólica de la realidad social con finalidad crítica.

Así, el argumento de la obra “La Bruja y Don Cristóbal” representada por nuestros compañeros viene a ser una escenificación crítica de los montajes policiales al movimiento libertario que se vienen sucediendo con una clara intención incriminatoria basados en la “caza de brujas”. De este modo, en el argumento de la obra, la policía golpea a la fiel amante de la libertad, la bruja, hasta dejarla inconsciente y proceder a colocarle la mencionada pancarta, con la finalidad de encausarla.

La representación teatral es a su vez una opinión disconforme frente a los poderes que rigen la sociedad; La Propiedad, la Religión, la Fuerza del Estado y la Ley.

 

Los medios de comunicación:

Como hilos conductores del capital no tardaron en hacer llegar a la opinión pública una visión distorsionada tanto de la obra como de los compañeros,  con la finalidad de reproducir en la población un juicio social sobre la supuesta “violencia y peligrosidad que se desprendía de la obra”.

Esta es una función básica de los “mass-media” que se articula en torno a una especie de “exposición mediática” que lleva aparejada una sutil forma de control social, semejante a la idea que transmitía el criminólogo Cesar Lombroso. El cual, adelantaba una hipótesis explicativa de la delincuencia, en base a un supuesto “estereotipo del delincuente” que estaba cargado de prejuicios tanto sociales como raciales.

De esta forma, encontramos declaraciones como las siguientes: “Títeres desde abajo, está vinculada a colectivos antisistema, resultando la obra, extremadamente violenta y surrealista” y sobre todo “inapropiada para menores” (ABC – 06/02/16) o “Se les fue de las manos, por eso ahora, el juez ha ordenado prisión incondicional para los dos titiriteros” (El Español- 06/02/16)

Los partidos del cambio:

El ayuntamiento de Madrid gobernado por “ahora Madrid” reaccionó de forma eminente posicionándose a favor de la represión contra los artistas. Así, tras el acontecimiento de los hechos, emitió un comunicado que recogía “los artistas contratados han realizado acciones ofensivas, completamente fuera de lugar e irrespetuosos con los valores de convivencia propuestos por el Ayuntamiento de Madrid”. No bastando, añadieron que la “concejalía de Cultura y Deportes se suma a la denuncia contra la compañía teatral”.

Esta respuesta por parte del ayuntamiento no nos pilla desprevenidas puesto que la emergencia de estos “nuevos partidos” solo pretenden revestir al capitalismo en su vertiente más social bajo un tupido velo de aparente cambio que solo pretende perpetuar la opresión institucional propia del sistema, la desigualdad social y la represión a la clase trabajadora. Traigamos aquí a colación las conocidas declaraciones públicas de Carolina Bescansa, diputada de Podemos, ante el programa de la Sexta Noche.

¿Dónde queda la libertad de expresión?

No fue difícil predecir los tiempos negros que vendrían tras la reforma del Código Penal a partir de la aprobación de la Ley antiterrorista y la reforma de la Ley de Seguridad Ciudadana (Ley mordaza) en junio-julio del 2015.

El Código Penal recoge una amplia definición de “terrorismo” dejado a la ambigüedad de la interpretación en donde determinados grupos libertarios han estado en el punto de mira de la represión más mediata como hemos visto a lo largo de este año. Por su parte la conocida como Ley Mordaza, crea un Estado de excepción permanente puesto que la alarma es constante y la excepción, existe antes incluso, de su manifestación.

Nosotras como anarquistas, si bien entendemos los derechos como construcción social que nacieron para proteger unos determinados privilegios de propiedad y no los asumimos como propios, no podemos ser ajenas a lo sucedido. La realidad superó la ficción el pasado 5 de febrero y supuso el encarcelamiento de dos compañeros por citada representación teatral por su crítica a la represión institucional dentro de un marco satírico.

Apoyamos a nuestros amigos titiriteros porque como nos hacen ver estos trotamundos del teatro popular, la sociedad que queremos, no puede hacerse esperar, se ha de construir día a día en cada barrio, csoa, centro de trabajo etc. con apoyo mutuo, autogestión y solidaridad.

Abstención activa

Image

La democracia “moderna” que se extendió tras el final de la II Guerra Mundial induce a verse legitimado concurriendo ante un proceso electoral en donde el resultado de cumplir el “deber cívico” tiende a imponerse sobre la sociedad. Sustentando sobre un liberalismo económico que reduce a las personas al concepto que el mismo modelo de producción ha modelado; ciudadanos, con el fin de proteger los derechos de la burguesía y de la propiedad privada.

De este modo, se alude a la legitimidad mayoritaria bajo un supuesto sufragio universal, que no atiende a aquellos que no pueden votar, ni a los que deciden no hacerlo, así como otros factores, como puede ser el mismo sistema electoral. Este delegacionismo basado en una representatividad política sólo conlleva a una desigualdad estructural que defiende los intereses de la clase dominante bajo la apariencia de solventar los problemas de la clase trabajadora. Puesto que no podemos olvidar, que las medidas gubernamentales adoptadas siempre estarán al servicio del capital.

Lo expuesto viene acompañado de la sociedad del espectáculo, en donde, los medios de comunicación nos bombardean, con mítines, eslóganes partidistas, debates, y todo tipo de marketing político que rodea a una campaña electoral, llevada a cabo por los líderes políticos, que de forma escenificadora, aparecen cuales títeres de las grandes empresas.

Nosotras como anarquistas, bajo una cuestión de principios y de coherencia entre medios y fines, nos abstenemos de participar en esta farsa electoral que la democracia ha instrumentalizado. No votar conscientemente conlleva a no legitimar, no ser cómplice, de la violencia estatal, que percibimos diariamente en los desahucios, en el paro, la precariedad laboral, los suicidios, la violencia machista etc. No podemos olvidar a nuestras compañeras presas en el instrumento más opresor del aparato estatal, las cárceles, como centros de exterminio.

 criacuervos

El auge de los dominados “nuevos partidos”, articulados tras la desafección política manifestada en el 15 M, y representados en los ayuntamientos del cambio como; Ahora Madrid, Barcelona en Comú, Ganemos en Cádiz, etc. Encaja en la realidad característica de los procesos electorales que se vienen celebrando este año, “cambiar algo, para que todo permanezca igual”. Esto es, solo pretenden mediante sus políticas de corte reformista revestir al capitalismo en su vertiente más social con el fin de perpetuar la violencia estatal. Puesto que, en definitiva, conciben un sistema de representación parlamentaria que conlleva al autoritarismo y la opresión sobre toda persona que lo cuestione y no solo desde la entrada en vigor de la Ley Mordaza.

Estos partidos, que prometían el “ansiado cambio” han actuado de corta fuegos de la organización de movimientos sociales, que se vislumbraron en pequeños estadios como Gamonal, 22 M, el 29-S “Rodea al Congreso”, la Huelga general del 2012, etc. Transmitiendo la idea de que la vía institucional es la herramienta de resolución de los conflictos colectivos, lo cual, resulta incongruente puesto que los gobernantes ocuparán el poder, siéndole implícito la corrupción. Nosotras como anarquistas, encontramos la verdadera armonía en el apoyo mutuo, la solidaridad y la belleza de la convivencia en base a una organización horizontal y sin líderes.

Es por todo lo dicho, que nosotras nos atendremos de participar en las próximas elecciones generales del 20 D y en cualquier otro proceso electoral institucional impuesto, a nivel local, autonómico, nacional y europeo, dado que nos reduce a meros individuos carentes de autonomía.

Nuestra abstención ha de ir acompañada de un activismo consciente, esto es, de una organización horizontal y paralela a las instituciones del Estado. Es hora de recuperar las calles:

En cada centro social Okupado y auto-gestionado como Can Vies, la Quimera, La 13/14, la CaSika, la Redonda y muchos más. En cada centro de trabajo, como se mostró en la resistencia de las trabajadoras de movistar ante la precariedad laboral derivada de las “contratas y sub-contratas”. En cada barrio de cada ciudad, como puede verse en las asambleas auto-organizadas de parados afectados por la violencia institucional del desempleo etc.

El anarquismo aspira a una sociedad en la que no existan ni espacios de opresión ni tiempo atrapado en trabajos asalariados. En donde todas contribuyamos a construir una sociedad que se sustente sobre los principios de antiautoritarismo, horizontalidad, igualdad, consenso y comunismo libertario. Es por ello, que el anarquismo se opone a todo tipo de representatividad y delegacionismo que aprisione y comprima nuestros sueños dentro de unas opacas urnas.

Acerca de tus próximas compras navideñas

Texto repartido en las calles más comerciales de Granada:

Podríamos hacer aquí una lista innumerable de artículos electrónicos varios, de perfumes, de videojuegos, de ropas que hoy se nos presentan bajo una apariencia de radical novedad y que marcarán el calendario de tus próximas compras navideñas. Por fin verás recompensadas tus horas de trabajo en forma de la mercancía, que se nos presenta como el todo posible en el quehacer humano en un tiempo de seudorrespiro concedido: las vacaciones. Parece que las imágenes de un proletariado decimonónico habitando barrios grises, hacinados unos/as con otros/as con parches en sus pantalones son cosa de otra época. Bueno, no es así del todo, pero es cierto que donde tú vives, un país desarrollado, el capitalismo ha mejorado sus técnicas de dominación. Ya no eres solo un ente al que exprimir en los centro de trabajo: también tú puedes comprar eso que se produce, o gozar del sector terciario. No es que tus amos/as se hayan vuelto bondadosos/as, es que la sobreproducción ha alcanzado las cotas más altas que en cualquier otro momento histórico, y han descubierto en ti el/la perfecto/a comprador/a. Así, descubrirás que poco o nada de cuanto te rodea o haces escapa a la mercancía, convirtiendo toda actividad y necesidad humana en elementos despojados de todo valor cualitativo, haciéndose hegemónico y exclusivo el único valor posible y real de la mercancía: el valor económico de cambio. La vida –tu vida– ahora pertenece al capital. Tu ocio y tu tiempo libre también. Liberado del trabajo estás listo/a para consumir, y así se cierra el círculo de la total dominación y alienación económica.

El porqué existe la publicidad a partir de la industrialización tiene una explicación evidente: ya no se produce para satisfacer necesidades. Las tornas han cambiado. Ya que ahora se produce más de lo necesario, y la sociedad no es dueña ni autoconsciente de sus necesidades, las grandes corporaciones deben de hacer un enorme trabajo en hacerte creer que necesitas esto o aquello. Lo cual nos convierte en meros/as espectadores/as de la vida a todos los niveles, social, político y económico.

Las grandes corporaciones dibujan las distintas personalidades para hacer encajar en ellas sus mercancías. La moda configura al individuo, que comprará unos determinados objetos. Así, la variedad solo existe de manera aparente, pues todas las modas, finalmente, se reducen al consumo de mercancías (estos o aquellos pantalones, esta o aquella colonia, este color de móvil o este otro). Estas modas, por otro lado, explotan y acentúan los roles de género (cosa más altamente dañina en los juguetes infantiles), pues en la división hallan esa falsa diversificación de cosas aparentemente diferentes. La acumulación de objetos mercantiles no aportan prácticamente nada a la integridad de la persona.

No hay que olvidar, por otro lado, que gran parte de los objetos que nos rodean están producidos en países donde las condiciones de vida son más que miserables. Aquí, esas imágenes que atrás comentábamos dejan de ser algo del pasado, y estamos hablando de más de la mitad del planeta. El coste de una sociedad que nada en la superabundancia, es el de la muerte y el hambre. Y ni que hablar de la devastación medioambiental. La amnesia llega en los anuncios espectaculares de todas esas cosas alucinantes y en el estado de trance inducido por el ambiente del centro comercial. El ser humano es capaz de producir todo cuanto necesita en toda la tierra, pero ello no casa con el modelo económico capitalista, que busca, sobrepasando cualquier moral, el máximo beneficio económico. No existe el capitalismo humanitario.

Con este panfleto pretendemos despojar al objeto-mercancia de su máscara de portador de felicidad. Tratar de hacer ver que la mercancía solo ha sido la dueña del curso económico en un momento concreto de la historia (capitalismo), y que por lo cual, es un modelo frágil al que podemos vencer si adquirimos conciencia de recuperar nuestra vida: nuestra producción, nuestras necesidades y nuestros quehaceres; que estos emanen de nuestros auténticos deseos y aspiraciones autoconstruidos en verdadera comunidad. En definitiva, lo que está en juego es vivir de una manera digna, o vivir sumisos/as y explotados/as.

Por el comunismo libertario.
Por la revolución social.

grupodespertarfijl@riseup.net

Ni en las aulas, ni en las calles: ¡abajo el Ejército y toda autoridad!

Los días 19 y 20 de Noviembre las fuerzas armadas dejaron el cuartel. Se dejaron ver por la facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Granada, universidad que lanza puentes nada tímidos con estos señores de la guerra, teniendo convenios con el MADOC (Mando de Adiestramiento y Doctrina del ejército de tierra), así como haciendo de las facultades escaparates de la propaganda militar que bien llama al reclutamiento, bien muestran su falsa cara humanitaria. Nada extraño dentro de la común instrumentalización de la enseñanza, ya sea para servir al mercado, o para servir al Estado. No debemos dejar que campen a sus anchas por las universidades, es nuestro deber mostrarles el desprecio que merecen, se hace necesario romper la fachada humanitaria y bonachona que se empeñan en construir.

Por ello, les recibimos con pancartas de rechazo y repartimos entre asistentes, alumnos y trabajadores el siguiente texto: «En un mundo cimentado sobre la división de clases, y en el que los tentáculos del autoritarismo del Estado y el mercado se extienden y manifiestan en todos los aspectos de la vida, sus ejércitos y sus guerras solo puede tener un sentido: la perpetuación de este orden de cosas.

El ejército es una herramienta del Estado con una misión clara: garantizar la victoria de las clases dominantes, tanto dentro como fuera de sus fronteras. Su misma presencia supone un estado de chantaje para los pueblos, bajo la amenaza de las armas.

Las innumerables guerras pasadas y presentes se revisten siempre de justificaciones presumiblemente nobles: guerras contra el terrorismo, guerras humanitarias, etcétera. Las diferentes intervenciones militares tan solo esconden intereses económicos y geopolíticos. Por ejemplo, EE.UU no pretende liberar a Oriente Próximo del temible Estado Islámico sino hacerse con el control de una zona militarmente estratégica y rica en recursos; gran parte de los Estados de la Unión Europea –entre ellos España– lo apoyan en esta empresa por motivos de favores económicos y políticos, como ha hecho en otras ocasiones, sembrando la muerte y la destrucción en otros pueblos. Lo mismo ocurre con los conflictos de intereses entre Rusia y Ucrania: juegos políticos y militares con terribles consecuencias para la población.

Si no enmascararan sus propósitos, lo tendrían verdaderamente difícil para justificar sus turbios intereses y atrocidades ante la sociedad. El empeño de los Estados en los países desarrollados de presentar al ejército como un ente humanitario, responde a esa necesidad. Jornadas como las que hoy se celebran en la Facultad de Económicas contribuyen al falseamiento de la verdadera realidad de los ejércitos y sus Ministerios de Guerra.

Por otro lado, la propia naturaleza y estructura del ejército son la máxima expresión del autoritarismo y la jerarquización. Todo aquello sobre lo que el ejército extienda su sombra se verá contaminado por estas prácticas y valores, por lo que no podemos permitir que nuestros centros de estudio y saber se conviertan en focos de propaganda de la barbarie militar.

Por ello exigimos el fin de su presencia en las universidades, la ruptura de los convenios de esta con las Fuerzas Armadas, y nos oponemos a que utilicen la universidad como foco de reclutamiento y propaganda.»

Cabe decir, que los organizadores del minisdef (como orwellianamente se refieren al Ministerio de Defensa en el díptico de las jornadas) hicieron todo lo posible por boicotearnos. Durante toda la jornada estuvimos en constante observación por el cuerpo de seguridad privada de la universidad, los cuales trataron de impedir infructuosamente que les llegaran nuestros panfletos a los militares que ridículamente se paseaban disfrazados por la facultad, y nos vimos obligados a una vigilancia perpetua de nuestras pancartas. Al menos, supieron que no fueron, ni serán, bien recibidos.

NI EN LA UNIVERSIDAD, NI EN LAS CALLES:

ABAJO EL EJÉRCITO Y TODA AUTORIDAD
POR LA DESMILITARIZACIÓN DE LA SOCIEDAD

DSC_0723 (1)

Presentación de las JJ.LL. de Granada

Tras varios meses de rodaje, nos hemos decidido dar un salto a la web. Si bien internet es una buena ventana al público, pensamos que los movimientos y organizaciones revolucionarias tienden a un abuso desmedido de este medio. Viene a parecer que no estar en la red es sinónimo de no existir. Nada más lejos de la realidad. En gran cantidad de ocasiones, la imagen -de las personas, tanto como de organizaciones- se ve alterada y superlativizada en las redes sociales. Queremos romper con la hipersaturación de noticias, eventos, acontecimientos que desbordan la red, perdiendo al lector en un cúmulo incesante de minimomentos de lucha; acabar con la cybermilitancia del me gusta y del compartir en el muro (aunque sin que sea nuestra intención, es probable que este acabe en uno) como compromiso político-religioso diario, y abogamos por el verse más las caras, por recuperar la calle como espacio de nuestra voz y de lucha. Por ello nuestra falta de prisa en la elaboración de este blog.

La presentación oficial de las Juventudes Libertarias de Granada tuvo lugar el día 13 de Diciembre de 2013 en el CSOA Lxs 15 Gatxs, hoy llamado La Redonda (respondiendo a un nuevo proyecto, aun continuando en el mismo espacio). No obstante, la presencia de la F.I.J.L. en esta ciudad no es nueva. Por aquí han pasado los grupos Reyerta Social, Angelitos Negros y el grupo Viernes Negro, el cual ha dado paso a la creación de las JJLL de Granada, donde contamos con el Grupo Despertar y diversas individualidades anarquistas. Cierto es que nuestra actividad no ha sido muy periódica, centrándonos en seguir las campañas genéricas de la Federación, el reparto de El Fuelle, organización del I Debate sobre Juventud, Drogas y Anarquismo…, realmente hemos estado un tanto inactivos (uno de los motivos por lo que hubiera sido incongruente la presencia en la red), pero desde Octubre de 2014 hemos vuelto con más ganas que nunca. En este blog colocaremos nuestras convocatorias, textos, y crónicas de nuestras actividades.

Podéis leer nuestros principios, tácticas y finalidades en este enlace.

Para contactar con nosotros/as escribid a  juventudeslibertariasgranada@riseup.net

Sin más, un saludo libertario.

¡Nos vemos en la lucha!

F.I.J.L – Granada

Principios, Tácticas y Finalidades de la F.I.J.L.

Nuestra Organización tiene por objeto agrupar a les jóvenes de ambos sexos, sin distinción de etnias ni color que sientan las inquietudes sociales y el deseo de una superación que haga del ser humano un ser social e individualmente libre y un igual ante sus semejantes. Para lograrlo, esta agrupación luchará contra la propiedad, el principio de autoridad, el Estado, la política, la religión y todos aquellos poderes que obstaculizan la total emancipación del ser humano.

Contra la Propiedad: Porque es una injusticia inhumana el que una persona detente la riqueza producida por otras personas o la tierra que sólo a la humanidad pertenece, y es un atributo para la sociedad, tan importante como la vida lo es para el individuo. Porque tiene su origen en un violento y criminal despojo del más fuerte contra el más débil, creando la odiosa existencia de los parásitos de la sociedad, que no tienen otra misión social que la de vivir del trabajo ajeno, mediante la explotación y miseria de los demás. Porque crea el capitalismo y establece la ley del salario, que condena al ser humano a una permanente esclavitud económica y a los vaivenes de la desequilibrada economía.

Contra el Principio de Autoridad: Por suponer ésta el relajamiento de la personalidad humana al someter a unas personas a la voluntad de otras, despertando en ellas instintos que le predisponen a la crueldad e indiferencia ante el dolor de un semejante; y por ser la autoridad el instrumento que sirve para someter por la violencia al individuo a los intereses de la propiedad.

Contra el Estado: Porque coarta el libre desenvolvimiento y normal desarrollo de las actividades éticas, filosóficas y científicas de los pueblos; y por ser el fundamento básico que mantiene el principio de autoridad y defiende la propiedad mediante los cuerpos armados, la policía la magistratura y la cárcel. Porque mantiene al ejército y la armada, cuya misión destructora es inhumana al lanzar unos pueblos contra otros, destruyendo los sentimientos de sociabilidad y solidaridad propios del ser humano, para convertirse en medio de dominación de los pueblos fuertes contra los débiles.

Contra la Política: Porque, entendiendo política como actividad desempeñada por les polítiques en el seno del Estado para obtener privilegio y poder, esta presupone la anulación de la persona, ya que, entregando la voluntad propia a otra extraña, se desvirtúan los intereses colectivos por una falsa mayoría parlamentaria. La política es el medio que emplea el vigente sistema de dominación (la democracia representativa al servicio de las oligarquías y el Capital) para legitimar los intereses de la propiedad y las leyes en su tarea de respaldo y defensa del Estado.

Contra las Religiones: Porque atentan contra el libre pensamiento, creando una jerarquía moral que predispone a admitir sin protesta toda tiranía y desvirtúan las relaciones sociales por el terror y el fanatismo, negador de la razón y el progreso científico.

Contra otras formas de Poder: Contra todo tipo de prejuicios raciales, sexuales o de cualquier otra condición que impidan el desarrollo libre y en igualdad de los seres humanos. Contra las estructuras que derivan del Estado y el Capital creadas para un mejor sostenimiento del Sistema, que suponen el sacrificio de la Libertad individual y colectiva en pro de una delegación hacia personas supuestamente más cualificadas que pretenden representarnos, tales como partidos y sindicatos reformistas. Contra las jerarquías de toda índole.

NUESTROS PRINCIPIOS

La Libertad: Entendida como el desarrollo natural, sin condiciones de todos ser nacido, actuando atendiendo a los dictados de su propia conciencia y voluntad con independencia para pensar, expresarse y actuar. Es, por tanto, la negación de cualquier forma de autoridad que somete moral y materialmente. Esta idea de Libertad lleva implícitas:

La Igualdad: De todos los seres vivos, a todos los niveles, por lo que las relaciones deben basarse en el libre consentimiento y la revocabilidad de los acuerdos. Para que las relaciones sean libres y justas no puede existir la propiedad privada pues ésta mantiene y es fuente de todas las desigualdades. Redistribuyendo y reorganizando la producción, se eliminarían los brazos ociosos de esta sociedad. Colectivizando la propiedad y poniendo a disposición de les productores la tierra y los instrumentos de trabajo, las relaciones económicas serían igualitarias porque buscarían satisfacer las necesidades de la comunidad, no enriquecerse; como ocurre en el Sistema capitalista, que busca, por encima de todo, el beneficio económico de unes poques. El concepto de igualdad es contrario a toda idea de nación o patria, las fronteras son un invento de los Estados para salvaguardar sus intereses, crear conflictos y desigualdades absurdas entre las personas.

La Solidaridad y el Apoyo Mutuo: Como forma de vida en contra de la competitividad y la explotación de unos sobre otros. La Solidaridad como principio que sostiene las relaciones sociales y medio para resolver posibles conflictos, respetando las diferencias, la libertad individual y el bien colectivo. Practicando el apoyo recíproco y la sinceridad en todas las relaciones. Combatimos las divisiones sociales de clases formadas sobre el privilegio de unas personas sobre otras. Nos mostramos contrarios a las ideas de las religiones con sus supersticiones, a los desequilibrios ecológicos, la medicina intoxicante y al desprecio al resto de los animales y seres, siendo defensores de la libre sexualidad y contrarios a la dominación de un sexo sobre otro. Somos contrarios a los Sistemas de educación jerárquicos y competitivos; defendemos la Pedagogía Libertaria.

NUESTRAS TÁCTICAS

Los fines no justifican los medios, éstos sólo pueden aplicarse en función de sus principios. Entendemos tácticas como nuestros principios desarrollados en todos los órdenes de vida social, proceso éste que constituye la Revolución Social. Todos los movimientos sociales que han pretendido cambios, lo han intentado asumiendo el poder, demostrando que cada vez que un salvador, un partido o un comité se ponen a legislar, heredan los mismos vicios y problemas. Por eso el Anarquismo rechaza el poder. No forma partidos para conseguirlo, no apoya candidatos, no forma ejércitos ni guerrillas a favor de ningún gobernante. Se opone a todo Sistema parlamentario, fascista o comunista y no colabora con ninguno. Es su único lugar la oposición al poder. El Anarquismo pretende debilitarlo concienciando a la gente de su inutilidad e inculcando la idea que se puede funcionar al margen de él, para lo que crea escuelas, sindicatos, comunas, colectividades y demás grupos que existen sin el apoyo del Estado. El Anarquismo no se integra en las instituciones, no se legaliza, no participa en ayuntamientos, parlamentos, comités ni universidades, demostrando sus ideales al funcionar organizando su propia existencia. Además, los anarquistas no tenemos líderes ni funcionarios burócratas, ni pagamos a nadie para que trabaje por nosotros. Tampoco recibimos subvenciones. Por tanto, desarrollamos nuestra actividad voluntariamente. Por ello nuestras tácticas son:

La Acción Directa: Es la actuación permanente sin intermediarios. La persona se enfrenta directamente con sus problemas, tomando las riendas de su vida sin interferencias, desarrollando así su capacidad de autodefensa, viviendo conscientemente. Estamos en contra del conformismo, ya que impide la acción directa creando pasividad y despreocupación. No usamos los cauces que emplea el poder, promulgamos la abstención activa electoral porque votar es un acto de irresponsabilidad, al dejar en manos de otres la decisión sobre los problemas fundamentales de la vida social, y además se legitima el principio de poder. Nuestro objetivo no es conquistar el poder político, sino destruirlo, por lo que no colaboramos con el Estado, y creemos que entrar en el Sistema implica aceptar sus premisas. La acción directa no implica necesariamente acción violenta. De esta forma nos defendemos de los medios que utilizan el Estado y las clases privilegiadas para impedir y neutralizar nuestra rebelión. Nuestro propósito es la consecución de une equilibrio social sin Estado, y, para conseguirlo, rechazamos cualquier imposición gubernamental, así como participar en cualquier guerra generada por el capital y el Estado. Abogamos por el desmantelamiento de las cárceles, reformatorios y manicomios; defendemos el derecho de que nadie gobierne nuestras vidas y la ocupación de espacios donde podamos poner en práctica nuestros principios libertarios. Frente a las agresiones y humillaciones a que nos somete el capital, apoyamos las luchas obreras de matiz anarcosindicalista.

La Propaganda por el Hecho: Es difundir el ideal anarquista con nuestras acciones diarias. Es practicar una ética anarquista en las relaciones de nuestra vida cotidiana en las que sea posible, demostrando la rebeldía y la oposición al sistema establecido mediante nuestra conducta. Defendemos una confrontación permanente mediante ataques a toda persona, institución o símbolo que coarte la libertad de las personas

La Cultura: Divulgar la Cultura anarquista a través de escritos, publicaciones y dando a conocer el arte, la literatura, la música ácratas, así como fomentando los ateneos libertarios, radios libres, centros sociales…

La Federación: Es la unión voluntaria en igualdad que asegura la autodeterminación. De este modo se aúnan fuerzas y se suprimen privilegios. Negamos los países y sus fronteras y luchamos contra todo tipo de imperialismos y colonialismos. La federación funciona de forma asamblearia, sin jerarquías, de forma que nadie pueda estar por encima de nadie. Los diferentes grupos que formen una federación son libres para unirse o separarse de ella. La forma de tomar acuerdos es por unanimidad, no existe el voto. De esta manera, se suprime la dominación de las mayorías sobre las minorías y viceversa. Somos conscientes de que la federación en sí no es anarquista. Sólo entendida en un marco ideológico libertario se convierte en una táctica para extender la lucha no sólo a la mera actuación del grupo, así como la forma de organizar las relaciones entre las células de una nueva sociedad. Es por tanto el federalismo un aspecto clave del anarquismo social, es el cemento que une la organización.

NUESTRAS FINALIDADES

Nuestra finalidad es que las ideas anarquistas incidan en la sociedad de tal manera que se recupere la conciencia social, así como la conciencia de la clase trabajadora, que entendemos está basada en comprender la situación de explotación en la que nos vemos sometidos bajo el sistema actual. Esta comprensión de nuestra situación de explotados y oprimidos se ve complementada con los mecanismos a aplicar para que dicha situación desaparezca y se pueda lograr un equilibrio en las relaciones de las personas entre ellas y con el entorno. Son estos mecanismos los principios y tácticas anarquistas.

Se puede decir, por tanto que nuestra finalidad es alcanzar una sociedad basada en la libertad, la igualdad y la solidaridad entre las personas. Llamamos a esta sociedad Comunismo Libertario, que es el único modelo de organización social que nos permite un equilibrio con la naturaleza, así como un desarrollo social basado en los principios anarquistas.

¿Qué son las Juventudes Libertarias?

1. UN POQUITO DE HISTORIA

La FIJL (Federación Ibérica de Juventudes Libertarias), unión de Juventudes de toda la península, se funda en 1932 en plena efervescencia del Movimiento Libertario Español (MLE), formado hasta entonces por el sindicato CNT (Confederación Nacional del Trabajo), fundado en 1910 y con mayor afiliación que cualquier otro sindicato, y la FAI (Federación Anarquista Ibérica), otra organización específica del anarquismo, es decir, formada sólo por anarquistas que luchan con todos los medios a su alcance por alcanzar la ANARQUÍA.

En su declaración de intenciones se establece que se trata de una entidad con el objeto de agrupar a jóvenes de ambos sexos, sin distinciones, que sientan las inquietudes sociales y el deseo de una superación que haga del ser humano un ser libre e igual a sus semejantes. Para estos fines, establece la declaración:

“Se luchará contra la propiedad, el principio de autoridad, el Estado, la política y la religión.

“Se utilizarán como medios charlas, conferencias, mítines, periódicos, folletos y cuantos medios haya a nuestro alcance.”

Tras esta fundación y después de la guerra, donde tuvo una importante actividad, participando como las otras ramas del Movimiento Libertario enpactos con otras organizaciones, se refunda la FIJL en el exilio, desde donde se intentó reestructurarla de cara a una vuelta al país, editando propaganda para la gente que continuaba en España que no estaban conforme con el sistema.

Tras morir Franco, las Juventudes tuvieron un intento de restablecimiento de actividades y, en el 82, celebraron un congreso, pero estos intentos no fueron demasiado exitosos, dada la conflictividad que se vivía en el MLE en aquella época (escisiones, infiltrados, represión…).

Nuevamente, diversos jóvenes de muchos lugares de la Geografía del Estado español, retomaron con ilusión el proyecto de la FIJL. Tuvieron su Congreso en 1993, aunque habían venido funcionando en algunos lugares desde 1991. La FIJL editaba la revista “Jake Libertario” y durante su existencia, centenares de jóvenes libertarios se organizaron en su seno, convirtiéndola en un referente de integridad y lucha diaria por la consecución del ideal libertario. Entre finales de los 90 y principios del nuevo siglo, la FIJL cambió el rumbo por múltiples motivos, tras lo cual prácticamente desapareció de la vida pública en 2003.

Más adelante, ya en 2007 resurge el proyecto bajo el nombre de FIJA, que a día de hoy ha recuperado las siglas histórica de acuerdo con los compañeros de la anterior federación.

Como se ve, las Juventudes Libertarias estuvieron en sus principios enmarcadas en un amplio movimiento, unidas a la CNT y a la FAI y a los numerosos Ateneos Libertarios, a menudo creados por las Juventudes (centros de cultura donde se desarrollan todo tipo de actividades creativas, de un marco libertario, con la pretensión de ofrecer a los/as trabajadores/as algo más que acudir a los bares, al tiempo que se fomentaba el espíritu de lucha anarquista con teatro, conferencias, poesía…). Todo este movimiento es el que hemos heredado hoy en día y el que, salvando las diferencias (sobre todo de afiliación, ya que la FIJL tenía en febrero de 1937 alrededor de 100.000 afiliados/as, ¡casi ná!), intentamos mantener.

Que quede claro, pues, que las JJLL nacieron como (y siguieron siendo) una organización dentro de un amplio movimiento formado por diversas organizaciones, pero que no se subordina a ninguna de ellas y que mantiene su carácter independiente pese a la proximidad ideológica con éstas.

Aquí no recibimos subvenciones de otra organización, únicamente el apoyo mutuo y la solidaridad característicos de los/as anarquistas. En definitiva, no somos “Aguiluchos de la FAI”, como se nos llamaba en los años treinta, ni “las Juventudes de la CNT”, como algunas personas malintencionadas pretenden actualmente, ni ninguna chorrada por el estilo. Somos JUVENTUDES LIBERTARIAS, con nuestros propios planteamientos y modo de funcionar y colaboramos cuando sea necesario, pero no nos subordinamos a nadie.

2. ¿CÓMO FUNCIONAN LAS JUVENTUDES LIBERTARIAS?

Las maneras de militar en las JJLL son varias, pero primero aclaremos que estar militando en la organización no incluye tener un carnet, estar unas horas determinadas en reuniones ni nada parecido. Bien es cierto que una organización que no tiene nadie a sueldo y en la que la mayoría trabajamos o estudiamos o buscamos trabajo, exige un compromiso que las personas aceptan en la medida de las posibilidades, pero con un mínimo de seriedad.

En la FIJL nos organizamos en grupos de afinidad. Se trata de personas que poseen una manera común de ver el modo de funcionar, ya que dentro de unos acuerdos de funcionamiento, hay muchas maneras de llevarlos a cabo, bien sea porque se conocen hace tiempo, bien porque les interesa currar más ciertos temas… No hay número límite de personas de cada grupo, aunque se recomienda de entre 3 y 9.

Los Grupos funcionan horizontalmente, esto es lo que se denomina una forma asamblearia y federativa de organizarse. Asamblearia, porque en las reuniones de cada grupo se decide entre todos/as, sin votar, llegando a los acuerdos por medio del diálogo hasta la unanimidad, acuerdos que se ponen en común entre todos los grupos para decidir a nivel peninsular de forma unánime y federativa, porque los grupos y personas que se unen a Juventudes Libertarias lo hacen libremente y sin que nadie interfiera en su forma interna de organizarse, decidiendo los propios grupos o personas las normas que rijan nuestra relación interna.

Se trata de una forma de evitar las jerarquías, en que haya alguien que acceda a ciertas cuotas de poder, pues en las JJLL no hay secretarios generales ni nada parecido, únicamente personas que se encargan de coordinar algún aspecto (las pelas, la correspondencia, la propaganda,…), siendo elegidas por unanimidad y con la posibilidad en todo momento de ser sustituidas.

3. ¿QUÉ PASA CON LA FIJL?

Como decíamos en el apartado de historia, las Juventudes Libertarias de distintas localidades de toda la península (por ser esta una unidad más lógica, geográficamente, que España) se agrupan en la Federación Ibérica de Juventudes Libertarias. Esta federación tiene reuniones peninsulares para tratar aspectos como la coordinación de acciones, federación de nuevos grupos, establecimiento de líneas ideológicas… En estas reuniones van representantes de las localidades donde hay JJLL, siempre con los acuerdos que su grupo haya tomado, y las decisiones son tomadas por unanimidad, sin que esto sea ningún freno para nuestra organización, como quizá estés pensando, ya que dentro del mundo libertario se valora positivamente debatir los temas con el fin de llegar a acuerdos que sean beneficiosos para la organización. Luchamos por el comunismo libertario, considerándolo como la opción más válida de organización económica y social de una sociedad anarquista bajo la siguiente premisa: de cada cual según sus fuerzas, a cada cual según su necesidad.

4. NECESIDAD DE UNA ESPECÍFICA JUVENIL ANARQUISTA

Plantear una organización específica anarquista, sólo de jóvenes, requiere una explicación. Nos organizamos como anarquistas porque todos los que formamos la FIJL partimos de una filosofía integral, forma de vida o como se le quiera llamar: el anarquismo. La unión entre anarquistas debe ser la más fundamental en la lucha, ya que es ajena a los cambios y evoluciones negativas que se den en la sociedad. Nos organizamos como jóvenes porque entendemos que tenemos una problemática común (bombardeo ideológico del sistema a unas mentes aún no formadas, procesos de realización personal inacabados…) y una energía física y mental poco despreciable, por el hecho de ser jóvenes. Además, necesitamos una agitación anarquista constante más que nunca, por lo que plantear a las jóvenes mentes inquietas organizarse como anarquistas se nos muestra imprescindible.

5. LA ÚNICA OPCIÓN: LA ORGANIZACIÓN

Para acabar con este pequeño folleto, sólo nos queda decirte que tú mismo/a puedes ver cómo es la situación actual: resurgir del fascismo, el Estado reprimiendo más que nunca con sus leyes, las guerras de los ricos cada día con más víctimas, cada día más paro, más miseria, más dificultades de encontrar piso, de estudiar una carrera, más cultura y ocio dirigido… y encima nos vienen con la estupidez de que las ideologías han muerto.

Si hay alguna alternativa, que nosotros/as creemos que la hay, ésa es la sociedad libertaria, y si hay alguna manera de conseguirla ésa es nuestra unión, de forma libre y asamblearia, en organizaciones controladas por nosotros/as mismos/as, tanto sociales como sindicales, en fin, uniéndonos de forma consciente no sólo para resistir, sino para

ATACAR ESTE SISTEMA Y ACABAR CON ÉL

CONTRA TODA AUTORIDAD

POR LA ANARQUÍA

JUVENTUDES LIBERTARIAS